Doña Carmen Pinteño, autora de la obra, ha asegurado que de todos los proyectos que ha realizado a nivel artístico este ha sido uno de los más gratificantes: “Me ha producido el gozo de sentirme útil. Los niños son una fuente viva del futuro y los de Argar son niños valientes que luchan y necesitan apoyo. No hay que olvidar que todos dependemos de todos”.